martes, 8 de abril de 2008

La ñoñeria y lo cortesano.

Recibido un comentario por un usuario: Lycos, reproduzco aquí parte del comentario que este lector nos remitió.Aprovecho también para unirme a esa crítica que creo que nos quiere hacer llegar el lector hacía la manera de proceder de determinadas hermandades, que confunden lo protocolario y lo solemne con lo cortesano y con lo estúpido, lo "carca" y lo rídiculo.También sería muy oportuno reseñar un aspecto que tarde o temprano iba a surgir, las relaciones con la política. Cree un servidor que la política en las hermandades debe mantenerse en un equilibrio y una revisión constante. Siempre bajo la premisa del respeto, todos los cofrades debemos considerar que las posiciones políticas son una cosa y otra bien distinta son las creencias.Nunca se ha dicho en ningún sitio sitio, ni creo que se diga nunca, que no se puede ser cristiano y cofrade y ser por ejemplo republicano. No dejan de ser cristianos tan buenos como lo somos lo demás aquellos simpatizantes de un partido de izquierdas. A nadie se le puede pedir una declaración jurada sobre sus opiniones políticas.Hay instituciones cofrades que son monarquicas, son "Reales"desde tiempo antiguo, es de esperar y lógico y un deber de sus directivas, cuidar una relación de apego y de estima hacia la casa real y hacia la persona de Su Majestad.Es Muy distinto es pertenecer a una hermandad que es Real desde tiempo antiguo, al debate legítimo que se podría establecer en una hermandad a la hora de decidir si prponen a S.M. convertirse en hermano mayor honorario, hermano honario, etc. es normal que lo que para algunos es un honor para otros no sea una cosa necesaria. Aquellos que se oponen a un nombramiento o al nombramiento de otra entidad, miembros de la casa real, del ejercito, ayuntamientos, personas privadas etc. no son por ello peores cofrades, ni mejores cristianos ni peores. Los hermanos deben saber a qué hermandad pertenecen, cual es su historia, cual es su sociología, y desde luego respetar la opinión mayoritaria.Una vez más el equilibrio, la tranquiliad y la normalidad es lo mejor para el buen hacer de una hermandad.Yo sin embargo me sumo al comentario que nos hacía Lycos. Pienso que los espacios para hacer política son otros, no las hermandades, que deben ser un espacio de "hermanamiento" en torno a una devoción y una fe común. Para hacer política, propaganda y otras actividades ya hay asociaciones.Nos comenta Lycos también acerca de tercios y escuadrones y aspectos de las hermandades en la línea de recreación histórica. Estoy de acuerdo con él, en que hay que saber dónde y cuándo y por qué se hacen las cosas, no se trata de hacer carnavales en dónde todo vale y las cosas carecen de sentido, no se trata de ponerse el traje simplemente para sacarlo y lucirlo, no sea que se nos apolille. Eso sí, Lycos, también en otras ciudades las hermandades tienen tercios y centurias y aspectos en esta línea "histórica". Generalmente representan momentos biblícos, pero no siempre, tenemos tercios a caballo, tenemos centurias, armaos, representaciones de virtudes, personajes "vivos" etc.
Probablemente esta hermandad podría sacar un gran partido a ese "tercio" si lo trata con seriedad, con rigor, le da la importancia que merece. Ahí están los "armaos" macarenos toda una seña de identidad de su hermandad, porque han sabido hacer de ellos un simbolo de la hermandad, los armaos solo salen con su hermandad (en una jornada maratoniana), se lo toman muy en serio, tocan música, bastante bien además, hacen una labor "social" (acuden todos los años al hospital a ver a los niños) en definitiva se nota que los armaos no se disfrazan, de la misma manera que no se difraza un nazareno, sino que es una parte más de la hermandad, un "traje de semana santa", con todo el respeto que se merece, como lo es la túnica o como lo es el costal.

De Lycos: Hola, en la línea crítica de este blog te envio el siguiente para que veas un poco el percal de estos señores, que son un poco carcas, parece que han leido mucho a Pérez Reverte y se creen que son tercios del siglo xvii. Alguien les deberia de decir que una procesión no es un desfile y que en las hermandades y cofradías no se debe mezclar. llama la atención lo mucho que resaltan la presencia de jóvenes, se ve que no están acostumbrados, también los contactos de esta hermandad, mucha nobleza, ¿desde cuando las hermandades tienen escuadrón de mosqueteros y alabarderos? Parece más una asociación hístorica, de las que recrean batallas y eso, . ¿Tiene sentido esta parafernaria en una parroquia de Barrio?, si quieres te adjunto alguna fotografía de la parroquia, para que veas lo bien que quedan los mosqueteros en un barrio de pisos, cruz roja, piscina y una iglesia moderna...Por cierto participación y publico de la iglesia escaso o muy escaso. Lo mejor la dedicatoria al hermano mayor, parece que es una dictadura con culto al líder, nunca había visto yo en una crónica que se de tanto realce a la figura de un ausente.

1 comentario:

del pasado dijo...

Sí, yo estoy con Lycos, creo que se de que hermandad hablais, es una que tiene un foro donde si opinas distinto, te borran los mensajes. Es un sitio en el que se han dicho barbaridades contra la ciudad de Sevilla. Porque a algunas hermandades de Madrid parece que le molestan el buen hacer de otras y tienen envidia, me refiero a que les da envidia la hermandad de los Estudiantes, la hermandad del Pobre, la Macarena y los Gitanos. Sólo se dedican a decir idioteces de las hermandades de antiguo de Madrid y ha hacer cutradas, eso sí luego los enseres se los compran en Sevilla.